CLAVES SENCILLAS PARA NO SUFRIR DE ESTRÉS LABORAL

CLAVES SENCILLAS PARA NO SUFRIR DE ESTRÉS LABORAL

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias y Novedades

CLAVES SENCILLAS PARA NO SUFRIR DE ESTRÉS LABORAL

Como seres humanos hay que buscar un equilibrio entre los deberes tanto laborales como personales y la tranquilidad mental, te dejaremos 4 tips para que puedas elaborar las funciones diarias de una manera óptima y efectiva.

  1. No lleves el trabajo a tu casa:
    Trabajar desde casa debe ser una excepción, aplicable únicamente en circunstancias especiales e inevitables. Permanecer en la cama o en el sillón para trabajar puede parecer una buena idea, pero no lo es. Lo mejor es establecer un lugar fijo que otorgue comodidad, pero también practicidad para trabajar. Tomate un tiempo para pensar cuáles son tus prioridades. Evalúa cuales son las actividades que puedes posponer para poder regresar a casa temprano. Recuerda que el trabajo es solo un aspecto de tu vida, no tu vida entera.
  2. Distribuye bien tus tareas:
    Haz una lista de las tareas que tienes por hacer día a día y ordénalas por importancia: primero los elementos de alta prioridad, después los de prioridad media y después los de baja importancia. Y si tienes algo desagradable que hacer, hazlo en primer lugar: el resto del día será más agradable. Eso sí, no sobrecargues tu día: es mejor poco y bien que mucho y mal.
  3. Crea estrategias para optimizar mejor tu tiempo:
    Algunas veces, resulta difícil poder distribuir los tiempos y en ese intento de complacer a todos, terminas sin satisfacerte a ti mismo. Por ello, resulta importante que además del trabajo y la familia, una parte del día la dediques a ti mismo. Puede ser a leer un libro, a visitar amigos, o ver la televisión, no importa qué tipo de actividad realices ni el tiempo que le dediques, lo que importa es que por lo menos 10 minutos al día sean para ti.
  4. Apóyate de las herramientas digitales:
    Cuanto más organizado seas, menos estrés laboral sufrirás. Y para ello es fundamental que crees un horario equilibrado donde dejes tiempo para el trabajo sin olvidar que tienes una vida.

Si continúas sintiéndote sobrepasado por el estrés laboral, quizás fuera buena idea hablar con un psicólogo, que podría ayudarte a manejar el estrés y cambiar un comportamiento no saludable.