En este momento estás viendo CUIDA TU SALUD EN EL TRABAJO

CUIDA TU SALUD EN EL TRABAJO

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias y Novedades

CUIDA TU SALUD EN EL TRABAJO

En la mayoría de los casos, pasamos entre 7 a 10 horas al día trabajando. Excedernos o no hacer pausas activas durante el día puede acabar perjudicando nuestra salud y rendimiento, ocasionando así dolores de cabeza, vista cansada, dolores musculares, etc. Para nosotros lo más importante es tu salud, por eso te damos una serie de consejos de salud para que cuides de ti.

• Bebe suficiente agua: Es importante para tu cerebro, tu cuerpo rendirá mejor. Sin hidratación las toxinas no son eliminadas y quedan estancadas. Te aconsejamos que tengas una botella de agua en tu lugar de trabajo en un lugar donde no interfiera o estorbe.

• Cuida tus ojos: Los ojos soportan las tensiones de nuestro ritmo de trabajo por lo tanto debemos aprender a cuidarlos ya que el trabajo frente a una pantalla o muy expuesto a luz artificial disminuye la frecuencia de parpadeo, provoca sequedad. Los síntomas de la fatiga ocular aparecen al cabo de 4 horas delante de una pantalla o luz artificial.

• Come bien: Tener una dieta es fundamental para una buena salud, evita descuidar tu alimentación por falta de tiempo o por el ritmo acelerado del trabajo. Evita comer en tu puesto de trabajo, respeta la pausa de la comida, y aprovecha para una pausa activa.

• Toma pausas activas: Es necesario moverse, los síntomas del sedentarismo son irreversibles, aun practicando deporte, por eso es muy necesario que te levantes regularmente para desentumecer el cuerpo.
Si el caso es contrario, donde el trabajo requiere estar de pie o constante movimiento, es necesario tener intervalos de descanso.

• Duerme bien: El sueño siempre ha sido una de las maneras más exitosas de recargar energías. Dormir bien es indispensable para el bienestar físico e intelectual.

Si quieres conseguir un sueño reparador te aconsejamos estas pautas:

Deja tu habitación en total oscuridad.

No dejes cerca aparatos electrónicos como el celular u otros elementos que puedan emitir ondas.

Apaga tu ordenador, celular o cualquier objeto tecnológico una hora antes de dormir. La luminosidad de las pantallas perturba la secreción de melatonina, la hormona del sueño.

Cena una cantidad adecuada y reposa.